Agroecología frente cambio climático

La necesidad de reactivar el programa de extensionismo agrícola, de evaluar los rendimientos por hectárea y de la certificación de los productos ecológicos, fueron algunos temas tratados durante los simposios del 12 Encuentro Internacional de Agroecología, agricultura orgánica y sostenible, que convocado por la Asociación Cubana de Técnicos Agropecuarios y Forestales (ACTAF) fue clausurado en la mañana de este jueves en Güira de Melena, con la asistencia de unos 250 delegados de 12 países.

Los delegados reconocieron que la implementación de la Tarea Vida en el sector agropecuario es compleja y la importancia de la información meteorológica para ir adecuando las buenas prácticas y alcanzar resultados superiores en la producción de alimentos.

También se debatió sobre las tecnologías y la agroecología como una vía para mitigar las consecuencias del cambio climático. Los agricultores tienen el reto de crear capacidades para contextualizar el enfrentamiento al cambio climático.

En uno de los simposios debatieron sobre las brechas de género que existen este sector, por lo que se le debe dar más acceso y recursos a las mujeres que en muchos lugares han demostrado ser excelentes productoras o conductora de programas de producción y desarrollo.

Las experiencias de las buenas prácticas en la cosecha, pos cosecha y conservación, además de las de higiene e inocuidad de los alimentos fueron transmitidas en otro de los talleres, así como el fortalecimiento de las cadenas de valores, de la crianza de caprinos, y la necesidad de sembrar frutales intercalados en el bosque.

Lázaro Hernández recibió el Premio al Mérito Técnico que otorga la ACTAF, por su contribución a la producción de frutales en Cuba.

Relevante fue el reconocimiento a la contribución de Cuba a la agroecología de otros países, el papel de la vida en el bosque para el desarrollo forestal, y de las fincas integrales como núcleo del mismo.

Convocaron a la re cultivación de las áreas mineras como forma de retomar la vida en esas zonas, resaltaron el papel de la educación para hacer una agricultura sobre bases agroecológicas, de la formación vocacional para trabajar en pos de una cultura agroecológica en la sociedad cubana.

En la sesión de clausura fue entregado el Premio al Mérito Técnico a Nelson Companioni, quien durante décadas ha trabajado en la subdirección del programa nacional de Agricultura Urbana y Suburbana; y a Lázaro Omar Hernández Hernández, presidente de la CCS Antonio Maceo, de Bejucal, en la provincia de Mayabeque, fundador del programa de cooperativas de frutales en el país.

Nelson Companioni mereció el Premio al Mérito Técnico que otorga la ACTAF, por sus aportes a la agricultura urbana..

También reconocieron el trabajo de la ACTAF en las provincias Artemisa, Ciego de Ávila y Holguín.

Alina Beltrán Castillo, hizo una invitación para celebrar el 13mo Encuentro de Agroecología, agricultura orgánica y sostenible en el 2019.

Ana Margarita González

Promedio de votaciones: 4 / 5

Por favor califique el artículo
4 de 5 - 1 votos
Gracias por calificar este art$iacute;culo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar