La ideología de trabajar la agricultura de manera amigable con el medio ambiente se ha entronizado en Cuba después que los productores tuvieron muchos años de trabajar la tierra con el mínimo de recursos, dadas las cruciales circunstancias que la crisis económica de los años 90 les impuso. Surgirían entonces las modalidades de la agricultura orgánica y se retomaron viejas prácticas heredadas de los ancestros.

 Las bondades de estas tecnologías tienen respaldo del gobierno cubano, por lo que en estos días se desarrolla el Décimo Segundo Encuentro Internacional de Agroecología, agricultura orgánica y sostenible, convocado por la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF), teniendo como sede a la Escuela de Capacitación Niceto Pérez, de Güira de Melena, donde se promueve el intercambio y el conocimiento para seguir alimentando estas prácticas.

La sesión de trabajo de este miércoles, segunda jornada del evento, centra su atención en el cambio climático, las acciones para su adaptación y resiliencia; la educación para una agricultura sostenible, así como la investigación e innovación para lograr una agricultura sobre bases agroecológicas.

Productores líderes y miembros de la ACTAF se han adueñado de las instalaciones de la comúnmente conocida como Escuela de la ANAP, llevando sus productos para degustar, carteles que muestran la totalidad de funciones de las fincas, productos para la comercialización y hasta una colmena, desde los cuales sus dueños transmiten sus experiencias a los participantes.

Los debates en las comisiones o talleres son muy intensos, pues cada quien tiene sus vivencias de cómo hacer bien esta agricultura o conoce de alguna investigación o innovación que pueda ser útil a los productores. Y no hay moderadores, con mucho respeto cada quien aporta su granito de arena.

Hoy en Cuba solo se le asignan recursos químicos o con maquinaria a un 37 % de lo que se cultiva, por lo que la mayoría de los alimentos que llegan al plato de los cubanos o se exportan son productos sanos, que tienen un gran valor a escala internacional.

Hay que enfrentar el cambio climático con inteligencia, conocimientos y variedades adaptadas y resistentes; se debe preservar a las abejas para garantizar la supervivencia de la raza humana; el personal de los institutos está envejeciendo y requieren la reposición, pero a tiempo para que se puedan transmitir los conocimientos; hay que proteger las semillas e intercalar frutales en las áreas forestales para alimentar a los humanos y a la fauna silvestre, estuvieron entre los comentarios más reiterados durante las conferencias y las charlas de los recesos.

Mañana será la clausura del evento, que atrajo a productores y especialistas de una decena de países y se hará la convocatoria para el Décimo tercer encuentro que deberá desarrollarse en el 2019.

Ana Margarita González

Foto de la Autora

Promedio de votaciones: 3 / 5

Por favor califique el artículo
3 de 5 - 1 votos
Gracias por calificar este art$iacute;culo.

Escribir un comentario

Por favor respete las normas cívicas, no escriba malas palabras, no haga comentarios discriminatorios de ningún tipo, no haga comentarios que ofendan la sensibilidad de otros. La Administración de la Web se reserva los derechos de publicación, de existir un comentario que no cumpla con lo establecido, se eliminará sin ninguna notificación. Gracias.


Código de seguridad
Refescar