Ahora que la lluvia ha dado ligeras treguas, aunque amenazan con volver de manera intensa, corren jornadas de extremo esfuerzo para los agricultores: hay que continuar cosechando las áreas afectadas que aportan alimentos a la población e incrementar las siembras en la campaña de primavera en los campos afectados.

Esta es parte de la estrategia orientada por el Grupo Empresarial Agrícola a las entidades de su subordinación, lo cual conlleva además, la intensificación de las plantaciones en la agricultura urbana y suburbana, recuperar en el menor tiempo posible las áreas de plátano, maíz y otros cultivos que se inundaron y aumentar los acopios y las compras al sector campesino de productos que tributan a la población: arroz, frijol, maíz, viandas, hortalizas y frutas.

Lo anterior lo explicó Frank Castañeda Santalla, presidente de este grupo empresarial, al regreso de un recorrido por varios territorios, donde productores, empresarios, especialistas y directivos de esta OSDE, hicieron valoraciones sobre los daños que provocaron las lluvias de la tormenta subtropical Alberto en todo el país.

Destacó que se debe prestar la máxima atención a la cosecha de mango, la cual se acelera por las continuas lluvias; priorizar el procesamiento industrial de aquellas producciones que tengan calidad para ello, y garantizar el suministro de semillas a los productores para dar continuidad a los planes productivos del actual año, y trabajar como una sola campaña de siembra el período junio-diciembre. El presidente de la OSDE Agrícola hizo énfasis en la necesidad de mantener la vigilancia y atención al control de plagas y enfermedades para lograr la sanidad de todos los cultivos, que se puedan ir cosechando escalonadamente en los próximos meses.

Frank Castañeda comentó sobre algunos daños, determinados preliminarmente, pues sigue lloviendo en varias regiones, entre los que sobresalen las enormes afectaciones a la cosecha de arroz, ya que se reportan inundaciones en 6 mil 919 hectáreas, de ellas 793 en Villa Clara, donde no se ha sido posible acceder a unas 550, pues aún están inundadas. En este mismo cultivo, en Matanzas se afectaron en mayor o menor medida 2 mil 548 hectáreas y 302 en Aguada de Pasajeros, Cienfuegos. Dijo que estas afectaciones representan unas 9 mil 486 toneladas de arroz consumo, que aunque no todo se reporta como totalmente perdido, sí presentan algún tipo de afectación.  En Los Palacios, en la occidental provincia de Pinar del Río, donde la lluvia fue bastante intensa y persistente, se dañaron unas 5 mil 390 toneladas de arroz que estaban de cosecha y han tenido afectaciones, fundamentalmente en una disminución de sus rendimientos y en la calidad del grano, explicó Castañeda. También refirió los daños preliminares computados a los cultivos varios de las entidades subordinadas al Grupo Agrícola, donde predominaron los perjuicios por inundaciones en 3 mil 318 hectáreas de viandas, siendo la yuca y el boniato los de más incidencia.

En las hortalizas las afectaciones ascienden a 2 mil 717 hectáreas, y es la calabaza la de mayores afectaciones, mientras en los granos que se cosechan en las propia entidades hay daños preliminares en 3 mil 442 hectáreas de maíz y mil 248 de frijoles.  En estos momentos continúan los esfuerzos por salvar todo lo que sea posible, por adelantar el máximo posible en la reposición de cultivos que en corto tiempo aporten alimentos, y seguir evaluando la situación en cada campo para emprender acciones oportunamente, sintetizó Frank.

Ana Margarita González

Fotos: Rafael Fernández / ACN

Promedio de votaciones: 0 / 5

Por favor califique el artículo
0 de 5 - 0 votos
Gracias por calificar este art$iacute;culo.

Escribir un comentario

Por favor respete las normas cívicas, no escriba malas palabras, no haga comentarios discriminatorios de ningún tipo, no haga comentarios que ofendan la sensibilidad de otros. La Administración de la Web se reserva los derechos de publicación, de existir un comentario que no cumpla con lo establecido, se eliminará sin ninguna notificación. Gracias.


Código de seguridad
Refescar